El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

5 de Diciembre, 2008

La Asociación Española de Derecho Sanitario

Por rubitoboston1961 - 5 de Diciembre, 2008, 23:28, Categoría: General

Tiene artículos relacionados con la responsabilidad profesional del psiquiatra y sobre legislación en el ámbito psiquiátrico, bastante interesante y recopilación de todo tipo sobre la salud mental

La Asociación Española de Derecho Sanitario nació en 1992 con el deseo de propiciar el encuentro adecuado entre dos grandes humanismos, como son el Derecho y la Medicina, entendida ésta última en su más amplio sentido de ciencia sanitaria o ciencia de la salud. La importancia de la realidad contemplada ha servido de acicate para que algunas personas nos movilicemos con el propósito de estudiar tales cuestiones, tratando, como es lógico, de influir en su conformación. El punto de partida no es otro, pues, que el reconocimiento de la complejidad de la materia sobre la que se debe proyectar el esfuerzo y su pertenencia a realidades científicas diferentes. Es, en consecuencia, el reconocimiento multidisciplinario del campo acotado en el que aconseja construir la base asociativa con personas provenientes de diferentes sectores, si bien unidas por el concreto interés que suscitan las actividades del Derecho y de la Salud. La Asociación se vertebra alrededor del Derecho Sanitario, como expresión acuñada de una realidad que, por un lado, supera el viejo término asistemático de legislación sanitaria y, por otro, hace referencia a una nueva disciplina emergente, que tiene que definir el sector acotado de su realidad (las relaciones entre los usuarios o pacientes y el Sistema Nacional de Salud y, fundamentalmente, entre aquellos y el médico o los profesionales sanitarios) y los principios que la sirvan de fundamento. La proyección de la persona jurídica es extensa y está, como es lógico, en directa relación con sus orígenes. A título de ejemplo, se pueden mencionar las cuestiones derivadas de los fenómenos constitucional y comunitario; las peculiaridades de la huelga de sus relaciones con los ciudadanos y la salud; la cuestión de la responsabilidad de las profesiones sanitarias, que constaba, por un lado, de la configuración de los servicios sanitarios como un bien de consumo y ciertos cambios de mentalidad y, por otro, los progresos de la tecnología, la afirmación del principio de autonomía, una cierta crisis de la relación médico-paciente y la influencia de factores económicos extraños al quehacer sanitario, pero que repercuten en la toma de sus decisiones; la eutanasia y la muerte digna, como objeción de conciencia, referida exclusivamente al marco sanitario; en fin los trasplantes de órganos, la esterilización, la experimentación en seres humanos, la fecundación "in vitro", la ingeniería genética, los derechos y deberes de usuarios y pacientes. Nuestro único móvil consiste en que todas aquellas personas interesadas por las cuestiones descritas, y otras análogos, se unan en la aventura emprendida por nuestra Asociación. En tal sentido me permito invitarte a formar parte de ella, en la convicción de que tu presencia y aportación serán de extraordinaria importancia para el desarrollo y futuro de la Asociación Española de Derecho Sanitario. 

4 - LA RESPONSABILIDAD PENAL

Nuestro nuevo código penal establece que las acciones u omisiones imprudentes únicamente se castigaran cuando expresamente lo disponga la Ley. Al mismo tiempo distingue tres tipos de imprudencia: la grave, la leve y la profesional. Cualquiera que sea su clase la imprudencia en la que puede incurrir un profesional requiere: - Una acción u omisión voluntaria realizada en el ejercicio profesional. - Que tal conducta suponga infracción del deber objetivo de cuidado que debe observarse, es decir una conducta descuidada. - Un mal efectivo y concreto, en nuestro caso para la salud de la persona. - La relación de causa a efecto entre ambos extremos, entre conducta y daño. - La ausencia de dolo o malicia, pues si esta concurre estaríamos obviamente ante un delito doloso o intencional. Una vez establecidos los requisitos comunes de las tres clases de imprudencia, intentaremos de la manera mas sencilla posible establecer las diferencias entre ellas. 

5- SÍNDROME NEUROLÉPTICO MALIGNO Y CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA EL TRATAMIENTO CON ANTIPSICÓTICOS

Jesús Sánchez Caro
Doctor en Medicina, Psiquiatra y Médico Forense

Javier Sánchez Caro
Subdirector General de la Asesoría Jurídica del Insalud, Profesor Asociado de la Universidad Complutense de Madrid y Vicepresidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario.

En EE.UU las reclamaciones por mala práctica con medicamentos constituyen, después de las reclamaciones por suicidio, la segunda causa de litigio en psiquiatría. En relación con los neurolépticos se han publicado numerosos casos de negligencia por la aparición de discinesia tardía, concediéndose en algunos casos indemnizaciones millonarias10.


Los siguientes documentos pertenecen a Revista de Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis Órgano de difusión de la Asociación Argentina de Psiquiatras (AAP) todos de una calidad excelente, con una visión más internacional del tema, este Portal Psiquiátrico es mucho más extenso que los anteriores y muy activo.

6 - Responsabilidad civil psiquiátrica, de la Dra. Claudia Alejandra Verde

http://www.aap.org.ar/publicaciones/forense/forense-3/tema-5.htm

7 - Responsabilidad psiquiátrica II parte, por la Dra. Claudia Alejandra Verde

http://www.aap.org.ar/publicaciones/forense/forense-5/tema-2.htm

8 - La responsabilidad Médico - Psiquiatra en la internación, por el Dr. Alfredo Achával

http://www.aap.org.ar/publicaciones/forense/forense-2/tema-1.htm

9 - Responsabilidad profesional. Consideraciones médico legales sobre el síndrome neuroléptico maligno. Por el Dr. Alberto Monchablón Mendoza

http://www.aap.org.ar/publicaciones/forense/forense-9/tema-1.htm

Más de tono menor:

"Las motivaciones superiores"

Por rubitoboston1961 - 5 de Diciembre, 2008, 14:37, Categoría: General

Motivaciones superiores

 Hay veces cuando estamos por un momento “trasportados fuera de nosotros”, o, para ponerlo de otra forma, cuando sentimos una identificación con algo mayor que nosotros. Mucha gente experimenta esos momentos cuando están al borde del Gran Cañón por primera vez, o entra en una de las grandes catedrales de Europa por primera vez. El océano, la acrópolis, las secuoyas, los colibríes, la música, incluso un gran libro o película puede hacer esto también. Podemos llamarlo una experiencia “cima”, espiritual o mística, o solo llamarlo sobrecogimiento.

 Este tipo de cosas también suceden con ciertos comportamientos. Los escaladores hablan sobre la experiencia de flujo (Czentimihalyi), cuando sus mentes están totalmente ocupadas con la tarea entre manos y se sienten “uno con la montaña”. Los bailarines, actores, músicos y atletas mencionan experiencias similares de implicación.

 Las actividades creativas pueden también darnos estos sentimientos. Los artistas, músicos, escritores, científicos y artesanos hablan sobre un punto en el cual son llevados por su creación, más que al contrario.

 Y lo sentimos cuando estamos realmente enamorados de alguien, cuando se vuelven más importantes que nosotros mismos. Albert Achweiter decía que solo aquellos que sirven a otros pueden ser realmente felices. A esto se le llama compasión.

  En todos estos ejemplos, no solo vemos “mantenimiento y mejora del yo” sino una trascendencia del yo, una perdida del yo que paradójicamente nos lleva a una expansión del yo. La mayoría de las religiones y filosofías hacen de esto sus valores más altos.

Libertad

 Hay algo muy peculiar sobre la gente : Mientras que, desde fuera, podría parecer como si nuestros comportamientos fueran completamente determinados por las variadas fuerzas que inciden sobre nosotros – la genética, el mundo físico, las presiones sociales – parecemos ser capaces de “retirarlo” de vez en cuando, por un momento o dos, del flujo de sucesos. Podemos pararnos a reflexionar sobre las cosas. Y podemos imaginar y pensar sobre cosas que no están inmediatamente presentes

 Por ejemplo: a veces una parte de nosotros – digamos nuestra fisiología heredada –quiere gratificación sexual, y la quiere en este momento. Otra parte de nosotros – digamos nuestra educación social – requiere respeto, seguridad, virtuosidad, afecto, o lo que sea. Si estamos completamente determinados, podemos simplemente ir con la fuerza más poderosa, y la vida puede ser fácil. En cambio, tenemos la habilidad de sopesar las fuerzas.

 Algunas veces esto es un proceso casi inconsciente. Podemos sopesar dos fuerzas emocionalmente, en términos de ansiedad y deseo relativos. Pero podemos retroceder un poco y añadir ciertas consideraciones racionales, y considerar cosas como el significado del pecado, la extrañeza de ser descubierto, o si la urgencia se ira si la ignoramos. Preocuparse sobre las cosas de esta manera puede ser desagradable, pero es un signo de nuestra libertad de elección.

 Podemos también crear nuevas opiniones. Solo las personas se enfrentan tanto a posibilidades como a realidades.  Cuando las cosas parecen ser una cuestión de o esto o aquello, malo tanto si lo haces como si no, podemos pausar, y reflexionar, y crear una tercera – o cuarta, o quinta... – posibilidad.

 Incluso cuando las alternativas parecen estar totalmente ausentes, alguna libertad permanece. El escritor y filósofo Jean-Paul Sartre, después de enfrentarse a la tortura de la Gestapo, descubrió que el siempre podía decir no. Al menos siempre tienes la elección de la actitud que tomarás ante tu sufrimiento, a pesar de lo duro que pueda ser.

 Todo esto es muy frustrante para cualquiera que hacer a la psicología una “ciencia dura” como la química o la física. Verdaderamente, la mayoría del tiempo estamos tan determinados como ladrillos cayendo. Pero en cualquier caso, no seguimos las “leyes del comportamiento humano”, ¡las creamos nosotros!.

La motivación en Psicología,se define como el conjunto de motivos "(que mueve o puede mover)" que intervienen en acto electivo,también como factor que interviene en el acto volitivo y que está constituido por un componente intelectual consciente y un valor,consciente o inconsciente,que atrae las tendencias y sentimientos.

Blog alojado en ZoomBlog.com